Baloncesto

Warriors pagarían 65 millones de dólares a Durant y Thompson sin verlos jugar

Warriors

La dinastía de los Golden State Warriors se encuentra amenazada a un nivel que nunca antes vio. Ni siquiera en los mejores tiempos de LeBron James, rival que los venció en una final de la NBA y que continuamente se encontraron en una final.

Pero son las lesiones el escollo que golpeó duramente a los Warriors. Las lesiones de Kevin Durant y Klay Thompson obligará al equipo a tomar una decisión drástica. Renovar a uno, a ambos o dejar que se marchen a otros equipos.

De acuerdo al cálculo de los contratos máximos que pueden solicitar ambos jugadores, los Warriors tendrán que pagar alrededor de 65 millones de dólares para quedarse con los estelares. Sin embargo, ninguno garantiza que pueda jugar la próxima campaña. Además, sus lesiones ofrecen más dudas que certezas en el futuro.

Kevin Durant podría hacer efectiva la opción de jugador y quedarse otro año por 31,5 millones. Tomando en cuenta que no es el mejor momento indicado para ir al mercado, luce bastante probable que ejecute esa cláusula.

Mientras que Thompson no es candidato a firmar un contrato por el ‘supermáximo’. Como fue incluido en ningún equipo ideal de la NBA, puede aspirar a 33 millones de dólares.

Stephen Curry, Draymond Green, Andre Iguodala, Jacob Evans, Damian Jones y Alfonzo McKinnie son los jugadores con contratos garantizados para la próxima zafra. Si todo esto pasa daría como resultado más de 113 millones en sueldos en ocho jugadores.

El límite salarial para el año que viene está situado en 109 millones y el impuesto de lujo comenzaría a pagarse a partir de los 132.

También te podría interesar:

Hasta arriba