Boxeo

Juan Francisco Arias: Maestre y Finol a soñar en grande

Maestre

El boxeo es uno solo. Se disputa en los Juegos Olímpicos y en el terreno profesional, así como se hace en el baloncesto, en el tenis y el fútbol. Esto lo demostraron Gabriel Maestre y Yoel Finol, ambos venezolanos, en su gran actuación en la “Prueba Explosiva”, donde ganaron por nocaut técnico ante Jeovanis “Meke” Barraza y Jeyson Cervantes, los dos con un currículo extenso en el pugilismo rentado.

Hay que resaltar de Maestre su gran concentración sobre el ring y su ajuste del estilo olímpico a la explosividad requerida en estas lides. Inició lanzando golpes con fuerza y buscando descifrar a su rival. Cada vez que golpeaba estaba bien plantado en el ring y combinaba arriba y abajo. Esto destruyó al “Meke” en tan sólo dos rounds.

Aceptar el reto de debutar ante un invicto en 20 peleas con 14 nocauts rindió sus frutos, pues Golden Boy Promotion quiere que el venezolano estampe su rúbrica con ellos. Además, le ofrecieron combatir en la cartilla que protagonizará Saúl «El Canelo» Álvarez en septiembre. Sin duda, su nombre resalta en la división Súper Welter, pero sus 32 años lo obligan a elegir un reto aún mayor si desea combatir por título mundial.

Yoel Finol, de 22 años, dio una gran exhibición de boxeo. Mostró su capacidad de pelear a las dos guardias, su velocidad de golpes y gran caminado sobre el entarimado. El medallista de plata de Río de Janeiro 2016. El chico de Venezuela demostró que lo que se rumoraba por los pasillos es verdad. A diferencia de Maestre, Finol si puede llevar con calma su carrera para labrar su camino hacia el título del mundo.

Ambos podrán cumplir compromisos olímpicos. Así lo ha manifestado la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), organismo que avaló las contiendas del sábado 7 de julio en Barranquilla, Colombia. Prueba de ello es que Gabriel Maestre defenderá su medalla de oro en los Juegos Panamericanos. Mientras que Finol podrá hacer el ciclo Olímpico.

Dos debutantes, dos hombres con madera de campeones mundiales y una prueba más de que el boxeo es un solo deporte.

@JuanchoArias

Hasta arriba