Baseball

Fernando Arreaza: Darvish, buenas señales

Darvish

El 13 de febrero de 2018 los Cachorros de Chicago firmaron a Yu Darvish por 6 años y 126 millones de dólares. Transcurrió toda la campaña pasada y 3 meses de la actual, para que el japonés ganara su primer juego en Wrigley Field desde que se unió al equipo de la ciudad de los vientos.

Las cosas a veces no salen como se espera y el caso de Darvish ha sido una muestra. El derecho recibió el contrato más lucrativo entre los Agentes Libres de ese año, para convertirse en uno de los lanzadores fundamentales de los Cachorros. Sin embargo, producto de constantes problemas en su brazo de lanzar, apenas pudo aparecer en 8 juegos durante el 2018 dejando marca de 1-3 y efectividad de 4.95. En casa dejó marca de 0-2, con 5.40.

En verdad el derecho japonés solo tuvo dos campañas realmente buenas, que fueron sus dos primeras con los Rangers Texas, 2012 y 2013. En términos generales siempre me he quedado con la sensación de esperar más de él, pero de quedarme corto con las expectativas. El derecho de 32 años es un tipo imponente en el montículo, con presencia y con lanzamientos de gran velocidad y mordiente. Tal vez por eso, por lo que parece que puede hacer, aquellas proyecciones se han quedado cortas, a deber y entonces es que se producen las sensaciones de decepción porque se espera más por él.

En aquellas primeras dos temporadas dejó récord combinado de 29-18, con promedio de carreras limpias permitidas de 3.34. Lo mejor fue su capacidad ponchadora, al abanicar a 498 bateadores en 401 entradas de labor. En la tercera campaña iba bien encaminado, con rendimiento similar al de las dos primeras zafras 10 y 7, EFE 3.06, pero una inflamación en su codo derecho lo llevó a perder el resto de ese año 2014. Lo peor estaba por venir, durante los entrenamientos primaverales de 2015 tras reiterados problemas en el codo, se determina la necesidad de la cirugía “tommy john”, por lo que pierde toda esa temporada.

Desde entonces, su desempeño no ha sido igual a lo que insinuó en aquellas primeras dos campañas, con constantes obstáculos y pasantías por la lista de lesionados. Su marca en esta etapa es de 21-24, con efectividad de 4.00, si bien la relación de ponches se ha mantenido similar con 516 en 436 entradas. Este año, sobre todo en sus primeras 8 aperturas, presentó un alarmante descontrol, al punto de otorgar 33 bases por bolas en 35 innings en los cuales ponchó a 45 oponentes.

Las señales recientes son buenas, no solo por el hecho de haber ganado su primer encuentro en Wrigley Field, desde que firmara con los Cachorros. Y vaya que costó, pues antes de la victoria que se apuntó el pasado miércoles, tenía en casa registro de 0-5 con 5.50 de efectividad en 13 salidas. Y hablo de buenas señales, porque en sus últimas tres apariciones en 18.1 entradas ha concedido solo un boleto, abanicando a la par a 21 rivales. Al menos últimamente Yu Darvish ha lucido como el lanzador en el cual los Cachorros invirtieron 136 millones de dólares.

Hasta nuestro próximo encuentro…

@ArreazaOrtega

Lo Más Visto

Hasta arriba