Baloncesto

Luis Miguel Núñez: Baloncesto venezolano con acento argentino

Copalpb

Este fin de semana hubo dos series de la CopaLPB que se disputaron en la ciudad de Caracas. Panteras enfrentó a Guaiqueríes, en Parque Miranda, y Cocodrilos recibió a Toros, en el Parque Naciones Unidas. Entre los cuatro equipos hubo cinco argentinos. Los cuatro equipos cuentan al menos con un sureño en sus filas.

Mucho se ha hablado de los técnicos argentinos en nuestra liga. Duró, El “Che”, Vecchio, Narcarte y más… Pero con los jugadores hay otras razones. Los motivos de la presencia de atletas de Argentina en Venezuela pueden ser varios: el costo, el reglamento, la disponibilidad y la característica.

El costo: normalmente los jugadores de calidad norteamericanos son los más caros. La capacidad atlética y la cantidad de puntos que pueden aportar los hace cotizados pero a veces más caros. Los jugadores europeos suelen preferir las ligas de su propio continente. Además, no son usuales en nuestro baloncesto. Ante ese escenario, en América quedan los mercados del sur y del caribe. Los argentinos están ganando terreno con respecto a los antillanos.

El reglamento: Esta CopaLPB permite la importación de cuatro jugadores. Tres pueden tener cualquier tipo de origen y nacionalidad. El otro importado debe ser latinoamericano. Por eso, siempre habrá la posibilidad de que uno de esos jugadores se argentino.

La disponibilidad: En este momento la Liga Nacional de Basquetbol de Argentina está en la final. San Lorenzo, el campeón de Liga de las Américas, se enfrentará a Instituto. Cada equipo que va quedando fuera deja jugadores disponibles, sin contar, además, a los atletas de La Liga, segunda división del baloncesto de ese país.

Las características: los argentinos en su mayoría son blancos, fuertes, técnicos y muy inteligentes en lo táctico. El asunto es lógico, si tomamos en cuenta el éxito y desarrollo de los entrenadores de la misma nacionalidad. Es decir, los conocimientos tácticos de los entrenadores argentinos se han pasado a sus jugadores y estos lo manifiestan en la cancha. Otro tema que los caracteriza es la paciencia con respecto al jugador venezolano y caribeño. Los sistemas ofensivos de media cancha en el sur son muy importantes. Sólo hay ataques rápidos cuando se tiene ventaja numérica  en la transición ofensiva, de resto, se manejan una serie de fundamentos importantísimos (cortinas directas o indirectas, mano en mano, cortes, pick and roll, pick and pop, rompe y descarga…), y todas estas características la ponen de manifiesto en nuestras canchas y esto los hace jugadores distintos.

Los personajes que pudimos ver en el José Joaquín “Papá” Carrillo y en el José Beracasa fueron Lisandro Rasio, Nicolás Romano, Juan Rivero, Gastón García y el híbrido de nacionalidades Phillip Lockett. Con todos hemos conversado y coinciden en el aspecto físico. Aquí se golpea mucho, el roce y el choque entre jugadores es constante y muchas veces no se cobran faltas que en otras ligas sí son sancionadas. Estos jugadores reconocen que en su país, Argentina, no es común lanzar el triple a la carrera ni abusar del uno contra uno, aquí eso abunda.

En defensa, allí sí que lo entienden todo y rápido. Los jugadores argentinos hacen los switch o cambios defensivos casi de manera automática. Las ayudas de ellos normalmente son a tiempo porque conocen la importancia de los movimientos defensivos para controlar a atacantes con o sin pelota. La desventaja de velocidad, la compensan con fuerza. Los jugadores internos como Rasio, Lockett y Romano son difíciles de mover en el poste bajo, no llegan tan alto en el salto pero muchas veces evitan que los atacantes los lleven a ese punto.

Así pues, por diferentes motivos, esta CopaLPB se baila al lento ritmo del tango.

@lmnunez

Hasta arriba