Columnistas

Pedro Ricardo Maio: Colombia inicia su travesía

Queiroz

Carlos Queiroz dejó atrás su aventura, de 8 años, al frente de la selección iraní a la cual dejó a principios de 2019 como la mejor del continente asiático, aunque jamás pudo levantar un trofeo.

La salida del Queiroz no se debió a la eliminación de la Copa Asia, en donde sucumbió en semifinales a manos de Japón, era algo que ya estaba acordado por todas las partes involucradas, además de tener una oferta sobre la mesa para dirigir a otra selección.

El ciclo de Queiroz con Irán probablemente duró más de lo pensado y sobre todo cuando en el camino tuvo que sortear muchísimos obstáculos e incluso desencuentros con la Federación de ese país motivado a la falta de planificación y recursos para una óptima preparación, siendo posiblemente ese el motivo de la frase “hice las cosas a mi manera” con la cual se despidió ante los medios a inicios de la semana.

Pero no tuvo mucho tiempo para vacacionar y casi de inmediato asumió las riendas de Colombia con la ilusión de trabajar y alcanzar su cuarta presencia mundialista consecutiva (2010 con Portugal, 2014 y 2018 con Irán). Su predecesor José Néstor Pékerman, con quien tiene muchas cosas en común, logró resultados importantes para el combinado cafetero y es un punto de referencia muy importante.

Dos técnicos con títulos juveniles

Queiroz es reconocido por darle a Portugal sus primeros títulos a nivel de selecciones en la categoría Sub 20 (1989 y 1991), campeonatos que también obtuvo el argentino con su país en tres ocasiones (95, 97 y 2001). El fútbol de formación los proyectó y de ahí en adelante sus carreras tomaron otros rumbos, un perfil que pareciera buscar Colombia para encarrilar a un equipo joven en buena medida y que posiblemente vea cerrar los ciclos de Falcao o James, por ejemplo.

Luego de un ciclo corto de preparación pero con resultados y exhibiciones esperanzadoras (victorias contundentes ante Panamá y Perú), Carlos tendrá su primera evaluación importante cuando debute este sábado ante Argentina en la Copa América y en un grupo que cierran Paraguay y Catar,  esta última a la que conocer muy bien por su tiempo de trabajo en Asia.

Queiroz se ha caracterizado por lograr el equilibrio en sus equipos, procurando siempre defender bien para minimizar daños e ir luego al frente en procura del partido, una madurez alcanzada tras ciclos también importantes en el Real Madrid o en el Manchester United donde fungió como técnico adjunto a Ferguson.

En Colombia encontrará a un grupo que toca bien el balón, con capacidad para manejar partidos y eso probablemente le permita explorar algunas otras cosas. Tal vez el estilo “cafetero” se asemeja más a la Portugal que dirigió en juveniles con exponentes que luego brillarían en la absoluta y en importantes clubes. La nueva aventura está por comenzar.

@PRMAIO

Lo Más Visto

Hasta arriba