Columnistas

Luis Miguel Núñez: Lo que debe soportar el tendón de Aquiles de Kevin Durant

durant

Si bien en este espacio no estamos dispuestos a entrar en temas de NBA, sino que preferimos nuestro baloncesto y todo lo relacionado al formato FIBA, aprovechamos la situación que se presentó con la lesión de Kevin Durant para entrevistar al doctor Juan Letizia, médico fisiatra de la Selección Nacional de Baloncesto y de Guaros de Lara.

Lo primero que pudimos conversar fue el proceso de decisión.  Para que un atleta de alta competencia que está lesionado se arriesgue a participar en un juego, se unen varios factores y participan muchas partes. “Agente del jugador, propietario del equipo, cuerpo médico, director técnico y el atleta forman parte de esa decisión. Normalmente la primera voz la tiene el propio jugador. Si él dice que quiere jugar, allí viene el debate”, aseguró Letizia. El agente del jugador está presente para salvaguardar los intereses económicos del atleta y lo que pueda deparar el futuro si se asume el riesgo de participar tocado. El cuerpo técnico y  el (o los) propietario (s) deben evaluar qué tan necesario es una pieza que no está al 100% de su capacidad y que representa un activo para el equipo. El cuerpo médico debe ser lo más sincero posible para exponer con claridad los riesgos que se están enfrentando.

En el caso de Kevin Durant ya se supo que fue una rotura del tendón de Aquiles, aclara el fisiatra. Esa es una lesión muy invalidante. “Va de seis meses a un año, en el mejor de los casos, en su proceso de recuperación”, según dijo Letizia. El doctor explicó que ese es el tendón más largo del cuerpo, además es el que más peso aguanta en toda la anatomía. “En una situación de juego puede soportar 10 veces el peso del cuerpo de la persona”, afirmó. Eso es mucho cuando hablamos de un atleta de alta competencia de 2,11 metros de estatura y 110 kilogramos de peso.

Aparte de soportar el peso y las condiciones físicas de una persona común, en el caso del baloncesto, el tendón de Aquiles también es sometido a movimientos y saltos que aumentan la presión sobre esta parte del cuerpo. Juan Letizia aseguró que en movimientos que no son de usos diarios, el tendón puede generar una lesión, dependiendo de cómo sea la posición de la rodilla con respecto al apoyo del pie, porque ocasionan una situación de debilidad que podría llevar a la ruptura.

Aunque el punto exacto del quiebre del tendón no fue dado a conocer por el cuerpo médico tratante del jugador de la Selección Nacional de Estados Unidos, y tampoco fue expuesto por el propio Durant en su publicación de Instagram, es presumible que sea abajo, más cerca del talón que de la pantorrilla. “Hay una zona (…) desde los dos centímetros de inserción en el calcáneo que es una zona en la que la sangre que llega allí es mala, es poca, y esa es una zona de debilidad y es donde frecuentemente, entre los dos y cuatro centímetros se sufren las rupturas en el tendón de Aquiles”, argumentó el doctor.

El proceso de recuperación, después de la intervención quirúrgica a la que ya fue sometido Kevin Durant, conlleva a la inmovilización. “Luego de suturar el tendón hay que esperar que cicatrice adecuadamente, no se puede poner en tensión rápidamente porque estarías afectando el tiempo de recuperación”, aclaró el médico fisiatra, quien está en la organización de Guaros de Lara y en la Selección Nacional de Venezuela.

Después de hablar el tema médico, un poco más relajado, Juan Letizia nos confesó ser un fiel seguidor de KD. Incluso nos reveló pequeños ejemplos de jugadores que siempre están dispuestos a estar en cancha, sin pensar que es lo que viene en el futuro. “García Morales, cuando Cocodrilos disputaba una de las finales contra Marinos, me pidió que lo colocara en cancha como fuera posible (..) Lo atendí y lo preparé para que pudiera salir y ese día metió más de 20 y estaba feliz conmigo, pero ese es un compromiso muy grande”, dijo entre risas el doctor.

Lo Más Visto

Hasta arriba