Columnistas

Luis Miguel Núñez: Final Four mirandino

Final_EnLaRAYA

Panteras enfrentará de local a Guaros, y Guaiqueríes chocará con Trotamundos más temprano. Así se va a jugar el primer día del Final Four de la Copa LPB. La sede será el gimnasio cubierto José Joaquín “Papá” Carrillo de Sebucán, Parque Miranda. Los horarios de los partidos serán a las 4:00 y 6:30 pm y ambos encuentros se realizarán el día viernes, donde ganadores y perdedores dirimirán diferencias el sábado para definir campeón, subcampeón y tercer lugar.

No hubo secretos en la primera ronda de postemporada. Larenses, margariteños y carabobeños clasificaron sin perder y con un solo partido realmente disputado en sus respectivas series. Pero en Caracas todo fue hasta el último momento, de hecho, el quinto juego requirió de prórroga para poder definirlo. Al final, Willie Aiwood sacó de la galera cuatro triples entre el último cuarto y el tiempo extra, para definir el juego a favor de Panteras.

Con ese resultado se confeccionó el Final Four, del cual su sede fue escogida esta semana. A continuación argumentamos los recursos de cada conjunto y el lugar en el que se disputarán los cotejos.

Grande Parque Miranda

Los alegatos de los organizadores corresponden a la facilidad de la logística. Bajo cuerda se habla del dominio del baloncesto por parte de figuras políticas ligadas al estado Miranda, por tal motivo se ha repetido el “Papá” Carrillo como escenario de juegos de la Selección Nacional de Baloncesto, Final Four de la Serie A y ahora Final Four de la LPB. Además, el reciente ya tiene acondicionados, al menos de manera decente, camerinos para albergar no sólo al equipo local sino a los que vienen de otras ciudades.

Pero lo cierto, sin tomar en cuenta estos aspectos, es que el público que va a Parque Miranda sabe de baloncesto. Cuando la gente llena el recinto hasta las banderas (se puede discutir que sea porque es gratis), se celebra cada canasto, se hace bulla en cada posesión del contrario, se reclaman a los árbitros jugadas dudosas y se exige a los entrenadores cambios o estrategias de defensa. El conocimiento va más allá de eso, el público reconoce situaciones de juego, aplaude iniciativas individuales en ataque y esfuerzos en defensa. Además, los asistentes a Parque Miranda se han comportado hasta ahora y no han existido problemas disciplinarios en ese lugar en los últimos años. Desde esta tribuna, aplaudimos que ese sea el lugar escogido, no siempre tiene que ser el recinto más grande el mejor. Esa caja de fósforos cuando tiene buenas partidas de baloncesto, responde bien con su público.

El juego más llamativo

Guaiqueríes sólo perdió dos juegos en la ronda regular, ambos fuera de casa y uno de ellos en Parque Miranda. Nadie le daba tanto peso al conjunto insular, pero la debilidad de la conferencia, la incorporación de buenos importados y del “Zancudo” Centeno, le dieron cartel al equipo isleño. El rival es favorito. Tener a seis criollos de preselección nacional y haber sido finalistas de la campaña pasada, los coloca quizás en un peldaño por encima. Sin embargo, uno de los equipos repite la misma filosofía de trabajo de la temporada anterior con Óscar Silva y el otro lleva apenas 19 juegos con Néstor Salazar.  Para muchos es el encuentro más esperado del viernes.

Si no es Guaros, es sorpresa

Aunque juega de local, Panteras no es favorita. Guaros ha galopado esta copa. Sólo perdió un compromiso en Valencia durante la ronda regular. En postemporada no sólo se despeinó, ni siquiera sudó, en el juego uno, en los juegos dos y tres de la serie ante Gigantes. Así, soberbio, se presenta el conjunto larense que es, sin duda, el equipo a vencer. Sus argumentos están claros, el núcleo de criollos de más peso del país, jugadores y entrenadores de selección nacional, profundidad en la banca y foráneos de calidad.

Para Panteras la cuestión está complicada. Los cambios constantes en defensa y la concentración deben ser perfectos. Los puntos de Daquan Brooks deben estar allí, pero sabemos lo eficiente que es Guaros en defensa. Sin embargo, en caso de poder llegar al último cuarto con un margen corto, a favor o en contra, el conjunto mirandino debe cerrar bien el compromiso. Hasta ahora, ese ha sido un tema fundamental  que le ha costado a Panteras y quizá el motivo por el que jugaron cinco partidos y no menos en la primera ronda de playoffs. La conducción y la toma de decisiones han sido deficientes en esas instancias, pese a la clasificación. Contra Guaros no se pueden permitir ningún pestañeo o veremos una vez más a los barquisimetanos en la definición del torneo.

@lmnunez_

Hasta arriba