Columnistas

Giancarlo Figliulo: ¿Qué esperar de la Vinotinto en la Copa América?

Vinotinto

Este sábado arranca el sueño de la Vinotinto en la Copa América Brasil 2019, un nuevo capítulo del certamen más antiguo del mundo (1916) y en el cual nuestra selección va a su decimoctava participación, siendo la primera en 1967 en Uruguay, hasta la Copa Centenaria en suelo norteamericano en el 2016.

Durante más de 50 años los pasos de la Vinotinto fueron poco rescatables. Una victoria ante Bolivia en 1967 fue la única sonrisa del combinado nacional en una muestra de 45 encuentros. No podemos olvidar que durante esas épocas éramos catalogados como la «Cenicienta» de Conmebol, una realidad innegable que gracias al trabajo y esfuerzo de muchos años ha virado hacia una nueva realidad.

Tuvo que ser en casa el punto de inflexión. Lo que hasta ahora ha sido el único gran evento continental organizado en nuestro país sirvió para el despegue, resultados positivos y presentaciones históricas nos dieron el respeto merecido dentro del continente. 6 victorias, tres clasificaciones a las fases finales (incluyendo un cuarto lugar), es la muestra dejada por la vinotinto en las últimas cuatro copas. Los tiempos de la denominada «Cenicienta» quedaron atrás.

¿Qué esperar en Brasil 2019?. Muchos nos hacemos esa pregunta, sobretodo luego de las palabras del técnico Rafael Dudamel quien en una rueda de prensa «restó» importancia» al darle mayor relevancia al camino a Catar 2022.

Hablando de la fase de grupos la vinotinto quedó en una llave de muchas oportunidades. Brasil, Perú y Bolivia serán los rivales de la selección en el grupo A. Si analizamos no nos fue tan mal en el sorteo, está claro que la local Brasil es el gran favorita para avanzar de primero, motivos le sobran, cinco mundiales, jugar en casa, ocho copas América y un sin fin de estrellas a nivel mundial.

Entrando en nuestra realidad nos encontramos con Perú quienes luego de 36 años regresaron a una copa del mundo. La historia con los «Incas» siempre ha sido competitiva, es por ello que hoy no es un imposible debutar ante la selección de Ricardo Gareca con una victoria, lograrlo sería un gran paso hacia la cuarta clasificación en la historia de la vinotinto en el torneo.

Ante Bolivia en el cierre de grupo tenemos la oportunidad de sumar de a tres frente a la nueva «Cenicienta» de América, la cual llega con un proceso nuevo bajo el mando de Eduardo Villegas, lleno de dudas, con pocas figuras de renombre y sin muchas expectativas sobre la misma.

La Copa América 2019 es un hermoso motivo para evolucionar, el objetivo mínimo para que sea exitosa es avanzar a los cuartos de final, lo que surja de ahí en adelante servirá para sumar peso en el continente. No clasificar sería un gran fracaso, algo que se debe evitar a toda costa ya que no podemos olvidar que en el camino a Rusia 2018 nuestra selección culminó en el fondo de la tabla después de más de 20 años. El proceso de Rafael Dudamel ya suma tres años. La copa es un buen momento para ilusionarnos.

Por: @Gianfigliulo

Lo Más Visto

Hasta arriba