Columnistas

Giancarlo Figliulo: El sustento del Zamora

zamora

En el deporte hay clubes que nacieron para ser ganadores, otros lamentablemente no consiguen los objetivos, unos tiene suerte a la hora de tomar decisiones y otros tantos no logran atinar con certeza atrevimientos que puedan ser aplaudidos con el paso de los años.

La trayectoria del Futve nos ha paseado por momentos brillantes de equipos en cada una de las décadas. Partiendo de los clubes de colonias hasta el primer gran once criollo, Portuguesa Fc.  El surgimiento de los «gochos» con el Deportivo Táchira y el glamoroso juego de Estudiantes de Mérida en los ochenta. Ya en los noventa surgiría la dictadura del Caracas Fc y con ello el nacimiento de una nueva fuerza opuesta a todos los ya mencionados.

Quién iba a imaginarse que el dominio del torneo en el presente radicaría en el llano venezolano. El Zamora Fc ha hecho más que muchos en menos de 20 años de existencia, y es que esta columna no se trata de analizar  las cuatro estrellas del club (12-13, 13-14, 2016, 2018), tampoco el paso de sus estrategas determinantes, que van desde José de Jesús «Chuy» Vera, Noel Sanvicente, Francesco Stifano y Alí cañas, todos claro involucrados  de manera directa en los éxitos del conjunto zamorano.

Es cierto que los títulos generan ingresos e interés particular entre los jugadores de una plantilla ganadora,  pero es que la directiva del Zamora ha tenido la fortuna de poder seleccionar y captar jóvenes que en el tiempo han dado de que hablar, como también jugadores que llegaban con bajo perfil, los cuales lograron explotar en su paso por Barinas. Dicha fórmula convierte al club llanero en el mejor en cuanto a importación de talentos en los últimos años.

La reciente firma del elegante volante Erickson Gallardo por parte de Toronto Fc de la MLS, es un nuevo capítulo en torno al éxito del equipo en cuanto a confección de su plantilla se refiere, una salida que estaba cantada al ver el crecimiento del muchacho desde sus inicios. Este último viene a engrosar una lista larga de talentos que han sobresalido dentro del club y que les permitió salir al extranjero para desarrollarse como futbolistas.

Si ordenamos de manera cronológica algunos casos, la salida del creativo Pedro Ramírez al Sion suizo, en  2014, permite resumir una larga lista, que luego de ese primer movimiento convirtió al Zamora Fc en motor de ventas dentro del país. Ese mismo año el delantero Juan Falcón despuntó y se fue al Metz francés. En 2015 le tocaría a Jhon Murillo, volante rápido y habilidoso quién partió a Portugal con el Benfica, cedido al Tondela del mismo país.

El central Yordan Osorio armaría sus maletas en 2016 con destino al mismo Tondela lusitano. Un año después dos nombres sobresalieron: la fantasía con la pelota de Yeferson Soteldo y la contención de Ronaldo Lucena los puso en Chile y Colombia respectivamente con Huachipato y Atlético Nacional. 2017 fue el zaguero Ronald Hernández quien se marchó al Stabaek noruego. En 2018 tocó el turno del mediocampista Eduardo Sosa y al goleador Anthony Uribe cuyos destinos fueron la MLS (Columbus) y la liga argentina (Belgrano). Sin olvidar al polivalente Christian Makoun quien asumió el reto en la primavera de la Juventus .

Como pueden ver estos recientes ejemplos superan una lista de 11 nombres que algunos se formaron en Barinas y otros fueron tomados y explotados por el club. El resultado está a la vista: 4 estrellas del Futve, 5 participaciones en copa Libertadores e igual cantidad en copa Sudamericana, ingresos por ventas y torneos internacionales que le permiten poder mantenerse con vida dentro del complicado ambiente del fútbol profesional venezolano y ser ejemplo de manejo de negocios de  jugadores a bajo costo y que hoy en muchos casos brillan fuera de Venezuela.

@Gianfigliulo

Hasta arriba