Baseball

Kimbrel, la pieza que faltaba, por Fernando Arreaza

La firma de Craig Kimbrel con los Cachorros de Chicago, pienso que de inmediato hace de este equipo el rival a vencer en la División Central de la Liga Nacional.

El derecho es el mejor relevista en las Grandes Ligas, desde que se estableció como cerrador de los Bravos de Atlanta en la temporada 2011 y siempre con un paso récord. Por eso extraña en demasía, que se haya quedado sin firmar durante los dos primeros meses de temporada.

Este tema de la compensación que deben dar los equipos cuando pactan con un agente libre tipo A, con lo cual se busca balance competitivo, igual creo que debe ser revisado en el próximo convenio laboral para que jugadores como Kimbrel y Dallas Keuchel no se queden fuera por un tiempo tan prolongado.

Apenas cesó la condición de ceder tal compensación el 3 de junio, con la realización del Draft Amateur, el relevista firmó con los Cachorros por 43 millones y tres temporadas, mientras Keuchel cuadró por un año con los Bravos.

Varios equipos en competencia necesitaban a un lanzador como Kimbrel, por lo que hay que darle una vez más crédito a Theo Epstein, por haberlo conseguido para el conjunto del cual es Presidente de Operaciones de Baseball. A mi parecer, es la pieza que le faltaba al equipo de la ciudad de los vientos y que también encajaba perfectamente en otros clubes.

Los Medias Rojas de Boston, el equipo con el que lanzó el año pasado y ganó la Serie Mundial, no tiene a un cerrador establecido. Pero ya se sabía que no iban a ir por él, lo cual no quita que más adelante vayan por un cerrador comprobado.

Los Filis de Filadelfia tienen fuera por lesión a su hombre del noveno inning David Robertson, su regreso es incierto y -aunque Héctor Neris de alguna manera ha solventado la situación- igual han estado padeciendo en los episodios finales.

Atlanta perdió por lesión a Arodys Vizcaino, luego AJ Minter no pudo con el rol y hoy día Luke Jackson no luce tan confiable para ponerle el candado a los encuentros. Los Bravos también tenían necesidad de un abridor y tal vez por eso le dieron prioridad a la adquisición de Keuchel.

Los Mellizos de Minnesota, que fueron los finalistas por Kimbrel, han estado alternando a Blake Parker y Taylor Rogers para ponerle sello a los partidos. Incluso a los Cerveceros de Milwaukee les hubiera venido bien el diestro de 31 años, pues así el uso de un talento particular como es Josh Hader hubiera podido ser optimizado.

El cerrador no solo te da la certeza de contar con alguien que corone con el salvado el esfuerzo de todo el equipo. También te estabiliza el cuerpo de relevistas, con cada pieza en su lugar cumpliendo una función determinada. Nada erosiona más la moral y confianza de un equipo, que estar desperdiciando y malogrando ventajas en los tramos finales de los encuentros.

Los cerradores pueden llegar a ser una especie de “jarrones chinos”, costosos y bonitos, dado que pueden estar de adorno si los juegos no les llegan para salvarlos. Pero mientras eso no depende ellos, qué importante es que cumplan el cometido cuando les toca.

Fueron los Cachorros los que se quedaron con Kimbrel y apostaron por él incluso con un contrato multianual, lo cual luce razonable pues solo tiene 31 años y por consiguiente debe tener varias zafras más en el tope de sus condiciones. Y sin duda tendrán un mejor bullpen, porque cada pieza cae en su lugar, con Pedro Strop en el octavo y Steve Cishek en el séptimo. Ese sector del juego es ahora más sólido, junto a Brandon Kintzler, Kyle Ryan, Mike Montgomery y Carl Edwards. Y si se le ocurre regresar a Brandon Morrow, entonces será un relevo de lujo.

No por casualidad la trayectoria de Kimbrel en sus 9 campañas ha tenido un paso récord, pues fue el relevista que más pronto llegó a 200 salvados, requiriendo de solo 318 juegos. Y también los 300 rescates y esto fue más impresionante, pues los consiguió en 494 encuentros, haciéndolo también en la menor cantidad de oportunidades para salvar con 330 y a menor edad que cualquier otro cerrador, con solo 29 años. El derecho trae consigo 333 rescates en 367 oportunidades (90.7%), efectividad de por vida de 1.91, el increíble whip de 0.92 y la espectacular relación de 14.7 ponches por cada 9 entradas lanzadas.

No tengo dudas e insisto, es la pieza que le faltaba a los dirigidos por Joe Maddon. La única duda que me queda es sobre qué tema musical utilizará cuando venga a relevar, porque por un tiempo sonaba “Welcome to the Jungle” de Guns N’ Roses o si seguirá sonando mientras hace el recorrido desde el bullpen hasta el montículo “Stranglehold”, el tema de Ted Nugent para el cual se cambió desde 2017. Los Cachorros de Chicago con Craig Kimbrel, hicieron su agosto en junio.

Hasta nuestro próximo encuentro…

@ArreazaOrtega

Lo Más Visto

Hasta arriba