Columnistas

Maximiliano Cordaro: Premier Europa

Tener a los cuatro finalistas de Champions y Europa League confirmó el dominio absoluto del fútbol inglés en el Viejo Continente. Varias son las claves para analizar el por qué del repunte de la Premier.

Un pleno histórico. Inédito. Sin contar la ya extinta Recopa de Europa, ningún país había logrado contar con cuatro clubes en las finales de Champions League y Europa League. El triunfo del Chelsea sobre el Arsenal en Baku y la victoria del Liverpool ante el Tottenham consumada en Madrid constató el poder absoluto de la Liga Premier de Inglaterra en la temporada 2018/19. 

Tras años donde el fútbol español estableció un dominio jamás antes visto, llevándose entre 2014 y 2018 14 de los 15 trofeos UEFA a disposición para así convertirse en la nación que más títulos del Viejo Continente ha conquistado a nivel de clubes (51, le siguen Inglaterra e Italia con 37), finalmente llegó una oposición sólida y además convincente en el 2019.

Este repunte no fue casualidad de un “buen año”. Encontramos argumentos sólidos que explican por qué los clubes de Premier son altamente competitivos. El primero, sin dudas es el económico. Los 20 clubes se reparten casi 3.000 millones de euros cada temporada por concepto de derechos de televisión. Los clubes más poderosos superan los 150 millones, pero los más chicos están en la barrera de los 100.

En España, por ejemplo, sólo Real Madrid y Barcelona tienen este mismo convenio televisivo, pues ni siquiera el Atlético de Madrid llegó a los 100 millones de euros en el último ejercicio. Esto tiene un impacto a largo plazo, pues basta con que este dinero sea invertido de manera correcta para ensamblar plantillas altamente competitivas con elementos talentosos y de perfil internacional.

Sin embargo, el dinero no lo es todo. Ayuda, pero también la capacidad y la mentalidad hacen que los recursos lleven a la victoria. La incidencia de los entrenadores en la élite es absoluta, y por algo desde que los Guardiola, Klopp, Pochettino, Sarri, entre otros, aterrizaron en Inglaterra, hubo un cambio en la propuesta futbolística de los equipos de la Premier tanto en Champions como en la Liga de Europa.

Con Klopp, el Liverpool jugó tres finales Europeas entre 2016 y 2019 levantando la “Orejona” este año, practicando un fútbol lleno de intensidad, agresividad y efectividad. Ni hablar de lo que “Pep” le ha aportado al Manchester City a pesar de que en el Viejo Continente aún no se da el salto de calidad. El Tottenham enamoró a todos con su juego elegante y lleno de alternativas gracias a la impronta de Pochettino.

Ya no se trata sólo del ida-vuelta o poderío físico. Los ingleses se están acostumbrado al buen trato de la pelota y a entradores que traen consigo ideas innovadoras. De esta manera, se puede sacar provecho al gran talento que poseen los mejores equipos de la Premier League.

Veremos qué nos depara la próxima temporada. Pero esta, fue la Premier Europa.

Lo Más Visto

Hasta arriba