Columnistas

Maximiliano Cordaro: Un proyecto ‘Dis-United’

United

Con un importante pasivo económico, fuera de la Champions League y Top Players no a gusto, la situación actual del Manchester United está lejos de ser estable.

Perder el título de “club más valioso del mundo” a manos del Real Madrid, es sólo un detalle minúsculo para explicar la compleja situación del Manchester United. Los más de 700 millones de euros invertidos en las últimas cuatro temporadas no se acercan a las entradas que han tenido los “Red Devils” (poco más de 200 millones), quienes además se quedaron fuera de la Champions League y en un limbo deportivo.

El post Sir Alex Ferguson ha sido más traumático de lo esperado. Aunque hubo un momento donde se pensaba que el United estaba retomando el camino a la grandeza, cuando en 2017 con José Mourinho al mando se ganó la Europa League y la FA Cup, con una plantilla que apuntaba a una ambiciosa reconstrucción.

Pero todo se desmoronó. “Mou” perdió el control del grupo ante la rebelión de las jóvenes estrellas Pogba, Lingard, Martial, Rashford, entre otros. Las “curitas” que colocó el DT noruego Solskjaer no fueron suficientes para tapar una herida que confirma que el club más importante de Inglaterra aún vive una fase muy delicada de transición.

Tras el fracaso de la recién culminada temporada, la directiva está contemplando dar un vuelvo total a la plantilla roja. Primero, con una depuración importante donde podrían salir elementos de lujo como De Gea y hasta el propio Pogba, quien en los últimos días ha enviado señales sobre sus motivaciones de seguir jugando en Old Trafford (posible retorno a la Juventus). Lukaku y Sánchez podrían también salir para así generar los recursos necesarios para intentar una nueva reconstrucción. Otros como Valencia y Herrera, culminaron contrato y se despidieron.

Donnarumma, De Ligt, Koulibaly, Bruno Fernandes, Rabiot, Rakitic, Joao Félix, Griezmann y pare de contar. En fin, el United quiere recomponer un equipo que de momento tiene no tiene un proyecto claro para poder competir en la Premier League con Manchester City y Liverpool.

Existe un pequeño gran problema: no jugar la Champions League. Las grandes estrellas que acudan a Manchester tendrán que hacerlo con el sacrificio de al menos la primera temporada no disputar el torneo más importante de Europa. 

Son días complicados para la institución más ganadora de Inglaterra. Siempre con un ojo a la cuenta bancaria, pues los números en rojo son evidentes, deberá una vez más sacar la chequera para conformar un equipo capaz de poder brillar en el “Teatro de los Sueños” y quitarse el mote de “Disunited”.

Por: @MaxCordaro

Lo Más Visto

Hasta arriba