Columnistas

Meylin González: Red Bull le dio alas a Verstappen

Verstappen

Y la emoción está de regreso en la Fórmula 1. Un fin de semana ideal para todos los fanáticos del automovilismo. Muchos adelantamientos, velocidad y gestión de cauchos fue lo que nos dejó la jornada en el trazado de Red Bull Ring. La clasificación para la carrera fue muy reñida pero los cronos se detuvieron y el mejor tiempo lo marcó el pequeño de Ferrari, Charles Leclerc que partía desde el sitial de honor.

Con casi tres décimas de diferencia, Ferrari castigó a Mercedes con las vacas de Spielberg de testigo mientras que Lewis Hamilton recibía una sanción y partía cuarto. Hubo varios movimientos post sesión por varios castigos impartidos por los comisarios en pista que hicieron que hasta los más conocedores de Formula 1 se sintieran confundidos con los cambios en la parrilla de salida.

Hay que destacar el gran trabajo de Leclerc desde el sábado siempre adelante, competitivo y cabeza fría, pero, es indiscutible, que el carro de Red Bull tenía mejor potencia y resistencia por lo que Verstappen pudo remontar, alcanzar y superar a los de Maranello que se conformaron con la segunda casilla. En la foto oficial de los ganadores estuvo ausente el que siempre está de protagonista, Lewis Hamilton que batalló para terminar quinto por detrás de Sebastian Vettel que tuvo que ver a su exequipo ganar y a su coequipero llegar segundo.

La grada naranja

Hasta arriba estaba cada rincón del trazado austríaco que recibió a su fanaticada vestida de naranja. Y si a eso le sumamos el hecho que el ganador fue Max Verstappen de Red Bull se podrán imaginar la euforia de los asistentes que celebraron el triunfo de los de la bebida energética a todo trapo. Justo cuando Verstappen realizó la maniobra de adelantamiento a Leclerc para tomar el liderato de la carrera muchos comentaron que de seguro los comisarios de la FIA emitirían una sanción posterior que afectara la victoria de Max por lo que los entusiastas se quedaron en el circuito hasta el final para asegurarse que no hubiese cambios de último momento.

Sainz y Norris, un dúo dinámico

Carlos Sainz sigue haciendo el trabajo de hormiga. Largando desde atrás por un cambio de motor, estuvo cabeza abajo todas las vueltas superando y superando compañeros para recibir el banderazo a cuadros en la octava casilla, sumando puntos y siendo uno de los héroes en Austria. El de Madrid conquistó el trazado el domingo, pero el británico lo hizo el sábado cuando se apuntó el quinto mejor crono de la parrilla de salida. Sin duda la gente de McLaren está resucitando de la mano de estos dos jóvenes pilotos que no paran de trabajar para ser los mejores de la tabla por detrás de las vestidas de Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Honda tiembla, pero de felicidad

Les tomó 9 carreras a Honda devolverle la gloria a Red Bull. El directivo del equipo de la bebida energética, Helmut Marko, prometió 4 triunfos más y se mostró bastante complacido con el trabajo de los de Honda y aseguró que siguen enfocado en lograr mucho más. Recordemos que Red Bull no ganaba desde la carrera en Hungría en el año 2006 y han hecho muchos cambios en la plantilla de pilotos, mecánicos y más para tratar de volver a los días de gloria cuando estaba Sebastian Vettel a bordo del monoplaza identificado con el toro.

F2+F3= Próximo F1

Las categorías previas también volaron a Viena, tomaron el carro y condujeron casi dos horas hasta Spielberg para participar como antesala al espectáculo de la Fórmula 1. Una camada de más de 50 pilotos giró mostrándose bastante competitivos por lo que los ejecutivos de los equipos de la máxima categoría tienen de dónde escoger a su próximo novato.

@MeyGonza

Hasta arriba