Copa América

Brasil levantó su novena Copa América en casa

Brasil

Para que no exista duda alguna quién es el rey del futbol en Sudamérica, Brasil levantó su novena Copa América en la historia. Lo realizó en casa, en el Maracaná, escenario en el que nuevamente dominó al rival.

En esta oportunidad, Brasil enseñó fuerza, potencia física, talento y esa pegada que lo caracterizó en el torneo. Llegó en pocas oportunidades, pero fue suficiente para derrotar 3 a 1 a Perú, conjunto que intentó, aunque poco consiguió.

Hasta 70.000 espectadores vieron a un equipo sólido en el centro del campo y con mucho vértigo arriba. Gabriel Jesus, delantero del Manchester City, exhibió unas condiciones de ese “9” brasileño y que causó estragos en la defensa de Perú.

El primer gol en el partido de la final lo anotó el delantero del Everton a los 14 minutos. Además, que se perfiló como máximo goleador del torneo, con tres dianas, fue el inicio de una soberbia actuación. La velocidad por las bandas siempre provocó daño y hasta su salida en el minuto 89 no tuvo contención.

Sin embargo, Perú se dignó a competir y poco a poco ganó terreno. Reaccionó a la anotación de Brasil y de mano de su figura regresó el golpe. Al minuto 43, Paolo Guerrero igualó el marcador con un penalti que agigantó su leyenda. A los 35 años, es el máximo goleador en activo de la Copa América, ahora con 14 goles.

Pero Brasil es Brasil porque tumba cuando parece que va a caer. Gabriel Jesús marcó a los 47 minutos del primer tiempo el gol que dejó a su selección en clara posición y con una ventaja moral.

En el segundo tiempo fue más de lo mismo. Perú intentaban, y con los cambios de Ricardo Gareca más. Sin embargo, la poca precisión en el tramo final nunca creó ocasiones con el suficiente peligro. Las pocas, las controló bien Alisson, estelar arquero que cerró un año pletórico.

Perú comprobó que no era inferior, salió a por el empate en el segundo tiempo y se encontró con una nueva situación favorable en el minuto 70, cuando Gabriel Jesús se ganó la segunda amarilla, por contestar con una dura entrada otra que le había postrado en la banda segundos antes.

Y Brasil supo cómo sobrevivir hasta que una nueva internada de ‘Cebolinha’, obstaculizada dentro del área por Carlos Zambrano, se convirtió en un penalti que anotó Richarlison. Para dar a Brasil su novena Copa América, para mantener su récord como anfitrión y devolverle a la cima del continente.

También te podría interesar:

Hasta arriba