Columnistas

Meylin González: La pataleta de Vettel en Canadá

Vettel

La máxima categoría recogió sus macundales y viajó hasta Canadá, donde se disputó la séptima fecha del calendario. El trazado de Gilles Villeneuve, con cara lavada y zona de paddock a estrenar, está acostumbrado a ver ganar a Lewis Hamilton y este fin de semana no fue la excepción porque el de Mercedes subió a la parte alta del podio, pero, ¿Se merecía el británico ésta victoria? Pue así es el mundo del deporte a motor, a veces paga bien y otras ni se acuerda de ti.

Antes de comentar la actitud inmadura de Vettel, debemos reconocer que fue su mejor desempeño en pista en lo que va de año, desde las prácticas libres se mostró como el rival a vencer, pero, un pequeño error le costó la carrera. Los comisarios son cuestionados y señalados por todos en el paddock, unos están de acuerdo con sus decisiones, pero a otros les sientan fatal y en Canadá han sido bastante inflexibles con Sebastian Vettel que solo quiere ganar y volver a titularse Campeón.

A veces se nos olvida que los pilotos también son seres humanos y no debe ser fácil para el de Ferrari estar alejado de la vida de triunfos que tenía cuando pertenecía a Reb Bull y más aún, cuando fichó con los italianos. Sin embargo, su enfado fue el protagonista de todos los portales webs y periódicos que reseñan su actitud de intercambiar los letreros de P1 y P2 justo antes de subir al podio por encima de la victoria de Lewis Hamilton y la buena actuación de Charles Leclerc que lo ubicó tercero.

Otros que merecen un aplauso de pie son Max Verstappen que remontó del décimo al quinto lugar mientras que Valtteri Bottas pudo sumar unos puntos importantes ubicándose cuarto después de una desastrosa jornada de clasificación. También quiero incorporar a este grupo de pilotos aguerridos a Robert Kubica que, aunque tiene un carro prácticamente imposible de pilotar, salió a girar con muchas ganas en un trazado de amargos recuerdos.

El local

Lance Stroll se vio muy feliz de compartir con su público en Montreal y más aún porque salió con par de puntos debajo del brazo. Los de Racing Point tuvieron un fin de semana decente y se mostraron bastantes contentos con los resultados a pesar de que la estrategia no funcionó para sus dos carros. El piloto de casa aprovechó para realizar una gira de medios para crear más empatía con los fanáticos, participó también en un 3 para 3 de Hockey con jugadores del Canadiens de Montreal y tuvo de visita a toda su familia en el paddock de la Fórmula 1.

De regreso al viejo continente

La máxima categoría se prepara para lo que será la próxima cita en Paul Ricard el fin de semana del 23 de junio donde Lewis Hamilton sigue imbatible. Suponemos que en estos días entre carreras, al alemán de Ferrari le van a llamar la atención por su actitud al finalizar la carrera en Canadá y de seguro veremos un piloto más fuerte y concentrado en las próximas citas. Quiero despedir esta columna con una frase de Sebastian Vettel con la cual me siento plenamente identificada:

“La F1 ya no es el deporte del que me enamoré”

¡Banderazo a cuadros!

@MeyGonza

Lo Más Visto

Hasta arriba