Baseball

Salieron nuevas pruebas sobre el robo de señas de los Astros

Astros

Nuevamente los Astros de Houston se encuentran en el ojo del huracán pero por el mismo tema. Salieron nuevas pruebas sobre el robo de señas que realizó el equipo en 2017 y que golpea todavía más la imagen del club.

The Atlhetic, que publicó el primer reportaje sobre los Astros, sacó un nuevo trabajo. Ahora revelaron que unos correos electrónicos de los empleados en el que exigen a técnicos usar binoculares y otros dispositivos para buscar información sobre el contrario.

“Una cosa específica que estamos buscando es recoger señales que salen del dugout”, escribió el remitente del correo electrónico. “Lo que estamos buscando es cuánto podemos ver, cómo registraríamos las cosas, si necesitamos cámaras/binoculares, etc. Así que vaya al juego, vea lo que puede (o no puede) hacer e informe sus hallazgos”.

De acuerdo a Mike Fiers, exlanzador de Houston, había una cámara ubicada en el jardín central del Minute Maid Park. Bajo ese método, los jugadores de los Astros sabían cuándo venía un envío quebrado o una recta. El toletero era notificado al escuchar un golpe a un cubo de basura desde el dugout.

Lee también: Luis Enrique regresará a la selección española

“Solo quiero que el juego se limpie un poco porque hay muchachos que están perdiendo sus trabajos porque van allí sin saberlo”, dijo Fiers. “Los muchachos jóvenes son bateados en las primeras entradas que comienzan un juego, y luego son bajados a las menores Es una mierda en ese extremo. Está arruinando los trabajos para los muchachos más jóvenes. Los muchachos que saben están más preparados. Pero la mayoría de la gente no lo sabe”.

Por su parte, el comisionado de la Mayor League Baseball (MLB), se ha estado moviendo para agilizar el resultado del caso. Desde que se dio a conocer públicamente dicha acusación, comenzó con las entrevistas a diferentes jugadores de los Astros.

Mientras que la directiva de los Astros aseguró que ayudarán en la investigación de MLB.

Lo Más Visto

Hasta arriba