Baseball

Fernando Arreaza: Vizquel y Andrus… y el Robo de Home

Andrus

Una de las jugadas más electrizantes que se pueda ver en un terreno de juego es el robo de home y Elvis Andrus, como alguna vez Omar Vizquel, está haciendo de eso un arte.

El campocorto venezolano de los Rangers de Texas consiguió el pasado martes su tercera estafa de estas características y nadie desde 1975 había logrado 3 robos de home en una misma campaña. Cuando es un robo directo, es decir, que el corredor se venga para el plato al momento de tener la pelota el pitcher o iniciar sus movimientos para lanzar a la goma, resulta una jugada explosiva, espectacular, electrizante. Dos de los hurtos de Andrus han sido así, en tanto el más reciente fue con un disparo a segunda base, mientras él corría en tercera y se vino al home.

Por cierto, en principio fue decretado out y con el “challenge”, se demostró el quieto. Tal vez, cuando Omar Vizquel fue mentor de Andrus, cuando éste comenzaba su carrera en MLB con los Rangers, le enseñó algunas de estas cosas muy propias del llamado “beisbol caribe”.

Vizquel logró esta excepcional jugada por última vez a los 41 años vistiendo el uniforme de los Gigantes de San Francisco. En esa ocasión, cuando se desprendió raudo a la goma estaba Greg Smith de los Atléticos de Oakland en el montículo. Antes, el futuro miembro del Salón de la Fama, lo hizo dos veces jugando para los Indios de Cleveland, en cada caso robos directos del home. Lo hizo estando dos zurdos sobre el montículo, en los casos de Steve Avery y Rheal Cormier. Cree recordar el ex jugador, según me decía, que en total en su carrera fueron 4 estafas del plato.

Cuando Vizquel culminó su gloriosa etapa como uno de los mejores campocortos en la historia de MLB, inició una transición como utility que lo mantuvo otras cuatro temporadas en la Gran Carpa. Justamente tal transición comenzó en 2009 con los Rangers de Texas, año en que daba sus primeros pasos en el “Big Show” Elvis Andrus. Los dos jugadores venezolanos, no solo tienen en común el brillar en la posición número 6, es decir el campocorto, sino también la picardía para jugar, el tener un sexto sentido para hacer las lecturas correctas del juego y saber aprovechar las circunstancias. Aquella zafra, Andrus a sus 20 años quedó segundo en la votación para el Novato del Año, con 8 votos para el primer lugar y 65 puntos, detrás del relevista de los Atléticos de Oakland Andrew Bailey, quien obtuvo 13 votos para el primer puesto y 88 puntos.

Desde entonces, Andrus ha venido construyendo una destacada carrera en MLB, si bien no ha ganado nunca el Guante de Oro, ha sido un sólido jugador defensivo, que ofensivamente hoy día a sus 30 años -y no cumplirá 31 hasta el 26 de agosto- tiene 1653 imparables. A esa edad, Vizquel culminaba la campaña de 1997 con 1072 hits. Como se sabe el hoy día manager del equipo Doble A de los Medias Blancas de Chicago, terminó su carrera como el venezolano con más imparables en MLB con 2877, de manera que una fácil proyección indica que el actual SS de Texas puede terminar perfectamente por encima de Vizquel e inclusive alcanzar la marca de los 3000 hits.

Omar Vizquel obtuvo en su primer año de elegibilidad a Cooperstown el 37 del 75% necesario para ser inmortalizado, en el segundo año subió al 42.8% y así seguirá ascendiendo hasta llegar en su cuarto, quinto o sexto año al Templo de los Inmortales. Quizás el parecido entre él y Andrus, no sea solo por la posición, picardía y sexto sentido para jugar, sino que en un futuro lo reciba ya como miembro del HOF. Por lo pronto, que sigan los robos de home.

Hasta nuestro próximo encuentro…

Por: @ArreazaOrtega

Lo Más Visto

Hasta arriba