Columnistas

Maximiliano Cordaro: Un retorno inesperado

Buffon

A poco más de un año de ese “adiós” por todo lo alto que parecía definitivo, Gianluigi Buffon está a un paso de vestir nuevamente la camiseta de la Juventus. Eso sí, como reserva.

Existen historias de amor que perduran con el tiempo. Como el la vida, en el fútbol el aspecto emotivo tiene un poder muy significativo ¿Y hay algo más tocante que el retorno inesperado del gran ídolo al club de sus amores? Más aún cuando Buffon se había despedido por la puerta grande sólo un año atrás.

Así como ocurrió con Riquelme (Boca), Kaká (Milan), Henry (Arsenal), entre otros casos, Gianluigi Buffon tiene prácticamente todo arreglado para una vez más ser jugador de la Juventus FC, esa institución que defendió por más de 15 años y con la que ganó casi todo lo que se puede ganar.

Hermoso y conmovedor a simple vista. Sin embargo, se debe analizar también un factor determinante: el deportivo. Buffon, en aquella recordada rueda de prensa de mayo de 2018, admitió que dejaba la Juve porque se había cumplido un ciclo y que por ser un “animal competitivo” necesitaba nuevos estímulos en rol de protagonista.

Pues transcurrió poco más de un año con la experiencia en el Paris Saint Germain y esa “llama” pudo haberse extinguido. Con 41 años, “Gigi” no sólo regresaría a la “Vecchia Signora” con un sueldo más bajo en comparación a su último contrato, sino aceptando ser el segundo arquero del equipo por detrás del polaco Wojciech Szczesny.

¿Razones de comodidad familiar? ¿Nostalgia “Bianconera? ¿La posibilidad de ser dirigente a corto plazo? El aspecto económico se descarta porque en torneos como la MLS, J-League o China hubiese conseguido cifras más importantes. Lo deportivo, si bien jugaría algunos compromisos al más alto nivel lo haría con un status totalmente distinto al de otrora.

Algunos apuntan que llegaría también para ser una especie de mediador en el camerino, tomando en cuenta que la Juve iniciará un nuevo proyecto con Maurizio Sarri en el banquillo tras cinco temporadas con Massimiliano Allegri al mando. Tener un senador como Buffon podría traer equilibrio en el vestuario, amén de que esto pueda ser un arma de doble filo.

Los románticos, celebran que el ídolo regrese a casa. Los fanáticos que analizan más los hechos deportivos, le encuentran poca lógica a la secuela de “Gigi”. Una bomba de mercado de sorprendió a todos y que dará mucho de qué hablar.

@MaxCordaro

Lo Más Visto

Hasta arriba