Baseball

Fernando Arreaza: Los Dodgers y la Emoción del Walk-Off

Dodgers_EnLaRaya

Los Dodgers de Los Angeles encuentran todas las formas posibles de ganar los juegos de pelota, especialmente a través de esa fórmula tan emocionante llamada “walk-off”.

Alguna vez dijo Al Rosen, “la emoción más grande del mundo es terminar el juego con un jonrón y ver a todos los demás salir del campo mientras corres las bases como en el aire. Rosen fallecido a los 91 años en 2015, fue jugador de los Indios de Cleveland y Ejecutivo de distintos equipos en MLB. Magnífica descripción de la sensación de ganar juegos, dejando en el terreno al rival, de cualquier manera, pero mejor si es con un jonrón. En la medida en que te acostumbras a hacerlo, como ocurre con los Dodgers, sientes que siempre podrás hacerlo, se construye una confianza especial. Ganar recurrentemente de esa manera, es llevar la moral de un equipo al tope. Seguramente hay quien dirá, es solo una victoria más que va a la columna de ganados, pero no, créanme, vale más que una simple victoria.
Lo decía muy bien Cody Bellinger: “es absolutamente una locura lo que estamos haciendo”. Como no va a ser una locura ganar 5 juegos seguidos, ¡dejando en el terreno al rival! Este jueves ganaron 5-1 ante San Diego, por lo que ese notable hecho ocurrió hasta el miércoles y de acuerdo a Elias Sports Bureau, los Dodgers son el quinto equipo en la historia que gana 5 encuentros disputados en casa en forma consecutiva de esa manera. En la historia de MLB, solo los Reales de Kansas City ganaron 6 walk-off en fila durante la campaña del año 2000.
Cuando inicié la columna diciendo de todas las formas posibles, implica que surge un héroe distinto cada día y que la forma de lograrlo a veces rayó en lo insólito. Repasemos esos 5 triunfos:
  1. Juego del 3 de Julio: el héroe más recurrente y principal candidato al MVP, Cody Bellinger con su jonrón 29 en el décimo inning, seguramente sintió lo que decía Rosen en su famosa frase. Dicho sea de paso, es la mayor cifra para un jugador de este equipo antes de la pausa del Juego de Estrellas, superando los 28 de Gil Hodges y Duke Snider.
  2. Juego del 2 de julio: con el desafío 4-3 después de dos outs y bases limpias en el cierre del noveno, el pitcheo de los DBacks de Arizona por intermedio de Greg Holland y TJ McFarland, procedió a conceder 5 bases por bolas consecutivas, la última de ellas a Bellinger y así provocar el insólito desenlace.
Y antes, tal vez de manera más increíble, fueron tres novatos los que se encargaron en días sucesivos de convertirse en los héroes, algo sin precedentes en la historia de las Grandes Ligas.
  1. Juego del 21 de junio: con el encuentro 2 a 2 en el cierre del noveno, con dos outs Max Muncy recibió boleto y acto seguido Matt Beaty conectó el tablazo de cuatro esquinas ganador.
  2. Juego del 22 de junio: Alex Verdugo conecta el segundo de sus cuadrangulares aquel día, para dejar tendidos en el cierre del inning once a los Rockies.
  3. Juego del 23 de junio: le tocó al también bisoño Will Smith, quien había sido subido de Ligas Menores unos pocos días antes, decidir el juego. Era la baja de la novena, hubo sencillo de Beaty, falló Kike Hernandez con elevado, envío descontrolado de Scott Oberg lleva a Beaty a segunda, ponche tirándole de Chris Taylor, boleto intencional a Russell Martin, que dejó la escena servida para que Smith se vistiera de héroe.
Que lo hagan tres novatos en días sucesivos es algo que le añade magia al acontecimiento, que ya de por si está cargado de enorme adrenalina. El único precedente similar -pero sin novatos- fue cuando los Rangers de Texas se impusieron en 3 partidos consecutivos dejando en el terreno al rival entre el 29 y el 31 de julio de 2013, por intermedio de tablazos de Geovany Soto, Leonys Martín y Adrián Beltré.
Durante la zafra y antes de los 5 encuentros seguidos reseñados, hubo otros 3 desafíos ganados en el cierre del noveno con esa fórmula mágica, el 15 de abril con jonrón de Joc Pederson ante los Rojos de Cincinnati; el 29 de mayo cuando hubo un rally de 4 rayitas coronado con elevado de sacrificio de Alex Verdugo ante los Mets de Nueva York y el 1° de julio con jonrón de Will Smith frente a los Filis de Filadelfia.
Sin duda es especial la temporada que está desarrollando el equipo californiano, pues tienen el mejor record de MLB con 60-29, la mejor marca en casa con un impresionante 37-9 y el mejor diferencial de carreras con +134. Falta un largo camino y muchas cosas pueden pasar, pero todo indica que los dirigidos por Dave Roberts pueden asistir a su tercera Serie Mundial consecutiva.
Hasta nuestro próximo encuentro…
@arreazaortega

Lo Más Visto

Hasta arriba