Columnistas

Max Cordaro: Fin de un ciclo en la Juventus

Allegri

El desgaste tiene un efecto irreparable, sobre todo en ambientes altamente competitivos y exigentes. No tiene sentido hacer leña al árbol caído, porque en el momento de los balances generales la sensación es más que positiva. Así culmina la aventura de Massimiliano Allegri como director técnico de la Juventus FC, tras cinco temporadas que dejaron cinco títulos de la Serie A, cuatro Copas de Italia, dos Supercopas de Italia y ese par de finales de Liga de Campeones que aún retumban en la mente de los “Bianconeri”.

Sin embargo, la campaña que está por culminar dejaba entre líneas que para la Juve estaba llegando el momento de cerrar un ciclo para así poder iniciar otro. No tanto por los torneos naciones, esos que (salvo el accidente de la Coppa Italia ante el Atalanta) desde hace rato el club de Turín los gana incluso antes de que inicien a jugarse. El gran medidor es Europa y en la Champions esta temporada la “Vecchia Signora” fracasó en grande no obstante la llegada de uno de los mejores atacantes de la historia: Cristiano Ronaldo.

La inversión de “CR7” fue para dar ese salto de calidad que tanto necesitaba la Juve. El portugués de hecho dio su contribución decisiva en los partidos más importantes de la Liga de Campeones, amén de 28 tantos en lo que va de temporada. Pero incluso los cracks no son suficientes cuando el colectivo no funciona. En 2019 se vio un equipo apagado, cansado, y sobre todo huérfano de una idea de juego para poder trascender en el alta competencia. La Serie A la gana a media máquina, pero Europa es otra cosa.

Es ahí donde la directiva blanquinegra comprendió que sigue faltando ese “algo”. Ver jugar a equipos como Liverpool, Manchester City, Tottenham, Barcelona y Ajax despertaron el debate de por qué la Juventus con una plantilla tan talentosa y experta no era capaz de desarrollar un fútbol intenso y atractivo. Discusión que se puede extender a toda la realidad del fútbol italiano y que puede llevar a la conclusión de por qué el Calcio no triunfa en el viejo continente desde hace rato.

Allegri tiene un gran manejo de vestuario y le da a sus equipos la solidez necesaria para poder lograr los resultados. Y no se puede negar que tras la salida de Antonio Conte, el estratega de Livorno ofreció ese “upgrade” al conducir a la Juve a dos finales continentales. Sin embargo, ya al parecer estas virtudes no son suficientes para exaltar a un club y a unos fanáticos que quieren más en la cancha.

Ahora, vendrá la decisión más importante desde las oficinas juventinas ¿Qué tipo de entrenador llegará? ¿Uno que pueda servir de transición o apostar directamente a un nuevo proyecto a largo plazo? Sobran los nombres que suenan para ser el sucesor de Allegri. De un regreso de Conte (más posible que vaya al Inter), a convecer a Maurizio Sarri (hoy en el Chelsea, pero al parecer de salida) o apostar por el flamante campeón de Coppa Italia con la Lazio: Simone Inzaghi.

Todo es posible a la fecha. Incluso, un sueño imposible como Josep Guardiola ha sido contemplado en Italia pero para la temporada 2020/21. También, que se libere Mauricio Pocchetino del Tottenham tras la final de Champions. En fin, es una danza de candidatos.

Cambiar era necesario. Ahora bien, también será importante por parte de la gerencia deportiva planificar bien el mercado. La Juve necesita de manera urgente reforzarse para tener mayor profundidad en defensa, contar con calidad y herramientas en la mitad de la cancha y potenciar a Ronaldo en el ataque. Luego, pensar bien de cuáles elementos desprenderse y luego no arrepentirse. El regreso de Pogba y la salida de Dybala, son temas calientes en el “mercato italiano”.

Hoy, llegó una noticia bomba. Lo mejor, está por venir. Seguiremos haciendo pressing a esta historia.

@MaxCordaro

Lo Más Visto

Hasta arriba